OAL IPETA

Conciliación laboral

La conciliación laboral es uno de los temas al que cada vez se le da más importancia en el ámbito de los Recursos Humanos debido a los siguientes cambios 'societales' sobrevenidos en los últimos años:

  • La mujer se incorpora al mercado laboral de forma masiva, abandonando el papel que tenía asignado históricamente: “ama de casa”. 
  • La pareja de hecho o de derecho se transforma; suelen trabajar ambos. Aparecen nuevos tipos de uniones familiares (no clásicas, como las monoparentales, los divorciados, los vueltos a emparejar, del mismo género, etc.). Los horarios, en nuestro país concretamente, suelen ser rígidos y bastante similares en todos los entornos del sistema social y económico, es decir: los horarios de guarderías, las escuelas, la sanidad, los funcionales (en su más amplia expresión), coinciden en un 90%, para ser benévolos, con los horarios habituales del mundo laboral (sea en desplazamiento, sea en incorporación al trabajo, etc.). 
  • Los fines de semana suelen ser poco operativos y no ayudan, apareciendo algún caso como la Banca (en determinados periodos) y centros comerciales, que no nos permiten realizar las gestiones especificas en su integridad. 

Todo ello implica que algún miembro de la pareja o el monoparental no tengan posibilidad de interactuar con el mercado, provocando involuntariamente un absentismo laboral negativo tanto para la organización como para el trabajador/a. 

Además, debe sufrir una carga onerosa si requiere contratar alguien ajeno a la familia para que realice determinadas funciones o debe recurrir a su familia ascendente o colateral. Actualmente la familia esta abandonando (sobretodo la ascendente) los grados de dependencia que se hubieran establecido algunos años atrás y comienzan a ser familias relacionales, pero independizadas. Por ejemplo, los mayores que han mejorado su nivel de vida (más longevidad, más ingresos, más prestaciones por parte del Estado -como viajes, ayudas a cursos, etc.-, mejor sanidad y por tanto, mejor calidad de vida en general), se dedican a vivir y aprovechar estos largos años que les quedan (la visión abuelos cuidan nietos se transforma en abuelos viven su vida y disfrutan con los nietos). 

Antes de la Gran Revolución Familiar, que ha significado, desde la revolución Informática, el mayor cambio ‘societal’ ocurrido en los últimos 50 años, los mayores eran el soporte de los hijos como apoyo en casa y apoyo a los nietos, su vida estaba orientada, una vez jubilados, a dichas funcionalidades. Hoy en día, los trabajadores (en general todas las personas) tienen una visión diferente a la que existía antes de los años 70, porque en aquellos momentos la situación general era: 

  • El hombre trabaja y solo trabaja, únicamente se permite una ligera diversión personal que acaba siendo “tomarse unas cañas con los compañeros de trabajo a la salida de éste” y a continuación su vida familiar (esposa, hijos y mayores o abuelos). 

Hoy, las cosas han cambiado, se tienen otros alicientes como practicar sus hobbies, ir al gimnasio (el mantenimiento de la salud), se han vuelto más individualistas y necesitan más tiempo para sus actividades extralaborales; a la pareja se le otorga su propio espacio individual, y por tanto, la no familia tradicional ya no solo vive para y por los hijos. 

Pero, ¿qué es la CONCILIACION? Conciliación es poner de acuerdo, compaginar y llevar en paralelo diferentes actividades entre dos personas diferentes (que normalmente representan organizaciones también diferentes). Esta Conciliación se ha convertido, no exclusivamente en una necesidad, sino en una exigencia de la Sociedad trabajadora. 

¿Cómo pueden ayudar las organizaciones a dicha función?, mejorando el absentismo, dando mayor y mejor satisfacción a sus miembros y facilitando la “fidelizacion” del mismo, sobretodo en puestos claves, es decir: favoreciendo que su personal se quede largo tiempo, que los candidatos a incorporarse a un empleo deseen trabajar en esta organización, etc. 

Actualmente, la motivación de incorporación a una organización ya no es exclusivamente la económica o el crecimiento personal, sino que existen otras motivaciones como las que favorecen en general la vida del empleado (la CONCILIACION) que no solo vive para trabajar sino que trabaja para vivir. Además, ya ha aparecido en el mercado las Certificadoras que justifican qué empresas son las que mejor conllevan la vida laboral y personal de sus miembros; por ejemplo, la imagen de las certificadores de Calidad y Medio ambiente como las ISO confirman y certifican la validez de la aplicación y la practica de dichas medidas. 

¿Qué medios puede o suele utilizar una empresa para poner en marcha dicha Conciliación?, pues como resumen podríamos indicar a grandes rasgos: 

  • Horarios flexibles. 
  • Jornadas reducidas. 
  • Guarderías de empresa. 
  • Horas, días de libre de disposición. 
  • Vacaciones flexibles. 
  • Igualdad salarial entre hombres y mujeres. 
  • En determinados caso, favorecer el trabajo en casa mediante sistemas basados en la actual informática, las TIC y los móviles que facilitan dicha funcionalidad (está demostrado que aumenta el rendimiento del empleado porque, por ejemplo, evitamos enormes tiempos de desplazamiento, podemos dedicar más horas, etc.). 
  • Formación e-learning. 
  • Retribuciones flexibles (a la carta) con ayudas para guarderías, escuelas, y diferentes burocracias que podremos adquirir desde la misma empresa. 
  • Y toda la imaginación  y la creatividad que la Organización quiera poner. 

Según una encuesta publicada en una reconocida revista de gestión de personas, a grandes rasgos, las medidas para conciliar preferidas por los trabajadores son: 

  • 65% horario flexible. 
  • 11% posibilidad de reducir jornada o excedencia. 
  • 11% distribución de las horas de trabajo a lo largo del año. 
  • 3% teletrabajo. 
  • 10% otras. 

Vamos a poner un ejemplo muy creativo y completo extraído sobre las medidas de conciliación actuales de algunas empresas españolas y que obtienen grandes rentabilidades para las mismas: 

  • Horario flexible entrada/salida. 
  • Viernes flexible (ultimo día de la semana). 
  • Vacaciones en días sueltos. 
  • Vacaciones Navidad/Semana Santa. 
  • Puentes recuperados. Jornada intensiva en verano (de Junio a Septiembre). 
  • Reducción jornada. 
  • Excedencias. 
  • Capacidad disminuida sobrevenida. 
  • Mobile Working/Teletrabajo (Hotel, aeropuerto, casa, etc.). 
  • Video conferencia. 

Por otra parte, les ofrece los siguientes servicios (para completa la motivación y la fidelizacion): 

  • Servicio médico. 
  • Chequeo médico anual. 
  • Cajeros y agencias de viaje en oficinas. 
  • Comedor de empresa/cafetería. 
  • Salón de esparcimiento y maquinas de ‘vending’. 
  • Plazas de aparcamiento. 
  • Tienda de la Empresa para empleados, (tanto de productos y servicios de la Empresa como ofertados por otros proveedores). 

Y para finalizar las Prestaciones Sociales: 

  • Ayuda escolar (para hijos entre 4 y 16 años). 
  • Ayuda para estudios (carrera para personal de empresa). 
  • Ayuda social (si el trabajador tienen un hijo discapacitado). 
  • Subvención de comida. 
  • Prestaciones por incapacidad temporal (desde el primer día). 
  • Fondo social (gastos de enfermedad, óptica y dentista para el trabajador y su familia). 
  • Prestamos personales (a interés reducido). 
  • Seguros (de vida, jubilación, asistencia sanitaria). 
  • Subvención “Grupo de Empresa” (promover actividades culturales, deportivas y cesta de Navidad). 

Entendemos que es un caso óptimo, pero con ello queremos estimular a las empresas con ideas aplicadas ya en el mercado y que se pueden adaptar en parte o totalmente, sin olvidar la creatividad, a otras organizaciones de diferentes volúmenes y entornos. En el ärea de Empleo del O.A.L. IPETA estudiaremos cada caso que nos llegue individualmente.
Tus consultas puedes dirigirlas a través de: 
  •  Teléfono: 925 82 36 24 
  •  Correo Electrónico: orientacion.ipeta@talavera.org
  •  En persona: Servicio de Orientación e inserción Municipal
  • Avenida de Pío XII, 37
  •  Mañanas de 9h. a 14h.